Iberiqos apuesta por la sostenibilidad y la imagen en sus nuevos green box para sandía y melón

Grupo Iberiqos, constituido en 2019 por profesionales especializados en la agroalimentación, ha iniciado este 2020 su primera campaña completa de melón y sandía. No obstante, la crisis sanitaria generada a raíz del brote de Covid-19 en España, que ha interrumpido sobre todo la actividad en el canal horeca (hoteles, cafeterías y restaurantes), le ha llevado a reconcentrar sus acciones comerciales hacia supermercados e hipermercados. Por esta razón, su principal novedad en packaging está dirigida a facilitar el trabajo de sus clientes en la gran distribución.

Se trata del embalaje Gren Box G70, con capacidad de carga hasta 120 Kg, caracterizado por dar visibilidad al producto en el punto de venta y ahorrar tiempo en la reposición. La firma ha optado por este modelo por las medidas (60x80x70), puesto que su altura (70 cm) facilita la accesibilidad al fondo del contenedor. “Esto lo hemos detectado gracias al seguimiento que realizamos durante toda la cadena de valor con el objetivo de mejorar la experiencia de compra. Estos aspectos van dentro del protocolo de calidad Q2, donde se incluyen otras variables para lograr que nuestros productos sean de selección”, explica Grupo Iberiqos.

De igual modo, destaca del citado box que contribuye a la reducción de la huella de carbono en el transporte y se fabrica con materiales 100% reciclables. También que permite contar con una imagen cuidada y personalizada: “En definitiva, el packaging es un elemento importante para la fruta de temporada -melón y sandía-, que cuenta con un espacio significativo dentro del lineal”.

Grupo Iberiqos nació con el fin de integrar a su oferta referencias prémium de productores independientes y tras su primer año de actividad, el 25% procede de la venta de melón y sandía, mientras que el resto deriva de cítricos (naranja y limón) y tomate rama. Sin embargo, con el tiempo irá ampliando su catálogo a otras frutas, hortalizas y referencias de IV y V gama.

De hecho, busca aportar una red comercial con “clientes potenciales para cada proyecto” y, en función de las circunstancias del productor, hacer un seguimiento tanto en origen como en destino. En este sentido, se dirige sobre todo (90%) al mercado doméstico, donde mantiene acuerdos con varios retailers locales (Alicante, Canarias, Huelva, Córdoba y Barcelona) y el 10% restante se exporta a Francia.